TRAVESÍA


  • Julio 31, 2018
Share this :   | | | | |
TRAVESÍA

TRAVESÍA

Por Milton Dorat

Familia y amigos, visitantes, lectores esporádicos y permanentes:

Después de mucho tiempo de inquietud sobre lo que vemos y vivimos a diario, en julio de 2017 tomamos la decisión de dedicarnos a hacer lo que, en este momento, es lo que más queremos estar haciendo. Optamos por dejar el modo de vivir que conocemos, el de la casa fija, para emprender un viaje sin fecha (o certeza) de retorno. La etapa de ruta de este viaje se iniciará en octubre de este año y se extenderá por un período de tiempo desconocido aún para nosotros. Sabemos que iremos desde Los Andes a Los Alpes en una Kombi, que antes llegaremos al extremo sur de América y que en algún momento cruzaremos un océano. También, que queremos compartir lo que sabemos y aprender de las experiencias desperdigadas entre muchas personas y lugares y así ir sumando kilómetros.

Decidimos también que el viaje lo haríamos en un vehículo en el que pudiéramos dormir; dos semanas después compramos una Volkswagen Kombi que –además de muchas otras ventajas- es de mecánica literalmente mecánica (perdonen la redundancia), así que algunos kilos de herramientas y un alambre podrán eventualmente sacarnos de un percance. Nos apuramos -ansiosos- en comprarla; podríamos habernos tomado tiempo para buscar más, asesorarnos, pero no. Tenerla con nosotros le dio al proyecto el grado de realidad que en ese punto necesitábamos para iniciar un giro en nuestras vidas, porque para qué nos vamos a hacer los duros: no es nada fácil echar los miedos existenciales por la borda, así que cuando confluyen las valentías les damos carta blanca, juegue, todo es cancha.

Bagual en proceso de limpieza, reparaciones y diseño escala 1:1 de mobiliario interior.

La reparación de Bagual (así la bautizamos, siguiendo la tradición de ponerle nombre a estos maravillosos bisnietos de Porsche) estuvo a cargo de Renato y Miguel, excelentes mecánicos de Retro Garage Volkswagen Custom, quienes detectaron y solucionaron fallas que en ruta hubieran sido una pesadilla. El sistema eléctrico también fue renovado totalmente; el trabajo lo hizo un electricista a quien no recomendaremos ya que, si bien la instalación quedó funcionando, entre excusas y desapariciones, se demoró dos meses en vez de las dos semanas comprometidas.

La mecánica de una Kombi es aparentemente simple porque funciona con elementos y principios físicos básicos, pero involucra un grado de precisión tremenda dependiente del ser humano, sin mediar procesos computarizados (y menos aún inteligencia artificial, claro). Reparar estos vehículos enfriados por aire es un oficio en sí mismo, así que no son muchos los minuciosos y dedicados personajes a quienes uno les puede entregar el destino de la nave para una travesía como la que tenemos en mente.

El carburador de una kombi: un artefacto maravilloso.

En el intertanto, continuamos con la habilitación interior de la nueva casa: retiramos los tapices, accesorios y otros elementos, reparamos zonas superficialmente oxidadas, pintamos,  trazamos las medidas generales con masking tape, construimos prototipos de muebles en cartón, luego en madera y poco a poco fuimos haciéndola nuestro hogar. Mi padre, mueblista, está fabricando los revestimientos interiores y asesorándonos en el trabajo con maderas. Recibimos también la ayuda de personas que se emocionaron con el proyecto y que a través de su empresas nos auspician con implementos y equipos.

Trabajos en el interior: impermabilización de piso y zócalos con Igol e instalaciónn de aislación térmica.

En marzo de 2018 renuncié a mi puesto de arquitecto de proyectos de la Municipalidad de Providencia, donde estuve casi 11 años. Cuando les conté a mis colegas que renunciaba para hacer un viaje en kombi, alguien me preguntó si estaba enfermo, y si era algo grave. Me costó un poco entender que me preguntaba si estaba tomando esa decisión para, ya desahuciado, ir a morirme a algún bonito y plácido lugar del mundo; para mí era todo lo contrario, pero esas preguntas quedaron rondando y bañando la realidad cotidiana con otra pregunta: ¿nos atrevemos a hacer lo que más nos apasiona sólo si tenemos la certeza de que nos vamos a morir pronto?

Mi primer día de trabajo como aprendiz de mecánico en Retro Garage.

Desde fines de marzo trabajo a tiempo parcial como aprendiz de mecánico en el taller donde Renato y Miguel arreglaron nuestra Kombi; yo ofrezco mi tiempo y dedicación para hacer todo tipo de tareas inherentes al taller y a cambio aprendo el oficio; un trueque. Aunque estoy a años luz de lo que ellos saben, también estoy a años luz de lo que yo sabía sobre kombis cuando trabajaba como arquitecto; win-win, como dicen más al norte.

No sabemos qué nos espera, pero para nosotros el momento es ahora y el proyecto Dimension Kombi, la manera, así que bienvenidos a ser parte de esta travesía.

Comments (6)

Claudia Paz

8 Agosto, 2018 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

Francamente, un proyecto inspirador, también temerario si se piensa en el hecho de "abandonar zona de confort", dejar trabajo estable, hogar cómodo y todo aquello que se pudiese mencionar y que conforma el "ideal colectivo de éxito"...

Para mi ya Ustedes son personas exitosas tan solo por atreverse a materializar el inicio, en el trayecto de la ruta sumarán logros y aventuras que serán finalmente su mayor riqueza-tesoro.
Aplausos y mis mejores deseos, que logren todo lo que se proponen y que cualquier inconveniente, pueda ser superado positivamente, en conjunto, unión y con la misma entereza con que tomaron decisión de partir.

Obviamente seguiré atenta sus publicaciones!!!

Clau.

    admin

    8 Agosto, 2018 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

    Muchas gracias, Claudia, por tus alentadoras palabras. Para nosotros este proyecto es una especie de salto al vacío; sin embargo, las personas que nos apoyan de cualquier modo y establecen algún vínculo emocional con el proyecto, nos sustentan y dan energía para el atrevimiento. Espero que nos veamos más adelante y ya con algunas experiencias de viaje encima, podamos conversarnos un café por ahí.
    Un abrazo y gracias de nuevo.

    Milton

Luis Gómez

9 Agosto, 2018 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

Hola Amigos ! Soy Alfredo y vivo en Río Grande Tierra Del Fuego Patagonia Argentina . Me encanta que se hayan decidido hacer ese viaje que va ser su forma de vida de acá en más !!! Felicitaciones por dejar su zona de conford y vivir la vida de manera intensa . El mundo está ahí solo tenemos que transitarlo la gente es buena y solidaria en todos lados . Así que les dejo un gran Abrazo y buenas rutas !!! El día que lleguen por estos lugares comuníquense conmigo Aqui tienen mi casa para quedarse y gente de mano caliente dispuesta para ayudarlos . Suerte con Bagual ..

    admin

    4 Marzo, 2019 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

    Hola! primero que todo, mil disculpas por la tardísima respuesta; estamos poco a poco aprendiendo a administrar nuestros medios y francamente no nos dimos cuenta que nos habías escrito. Estamos ya en ruta desde hace 4 meses y ha sido realmente un tiempo fascinante y lleno de sorpresas cada día. Vamos lentamente bajando por Chile, y seguramente cuando estemos cerca de Río Grande nos gustaría mucho hacer una visita.
    Un abrazo y muchas gracias por tu mensaje y por la buena onda.

    Milton & Katharina

Osvaldo Sutti

9 Agosto, 2018 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

Amigo. Para comenzar el camino hace falta dar el primer paso. Uds ya lo han dado. Eso es muy bueno. El pasado ya lo Conoces, y el futuro incierto es maravilloso. Todo les saldrá bien. Te lo dice un viajero empedernido. Lo hago con una fiat ducato equipada para dos personas. Viajó con tiempo y sin apuro. ES LA MEJOR INVERSIÓN. VIAJAAAAR. Que no te lo cuenten, velo con tus ojos. Suerte y muy buena ruta. Los seguiré paso a paso. Abrazo

    admin

    4 Marzo, 2019 <i class="fa fa-mail-reply"></i> Reply

    Hola Osvaldo! Primero, nuestras sinceras disculpas por la tardanza en responder; estamos en proceso de adaptación en todo sentido y ello incluye el manejo de nuestros medios; no nos habíamos dado cuenta de que nos habías escrito... Muchísimas gracias por tus palabras; llevamos poco más de 4 meses de viaje y estamos felices con la decisión, las puertas se van abriendo y el camino se va construyendo con una fluidez que hace bien al alma. Pronto estaremos subiendo nuevos contenidos a nuestro sitio, y más periódicamente a nuestras redes sociales, donde también nos puedes seguir.
    Un abrazo y buenas rutas también!

    Milton

Leave a reply